Loading...

sábado, 9 de enero de 2010

EL"GOLPE ABANCAY" O "TOQUE VICTORIANO" DE LA GUITARRA EN LA MUSICA CRIOLLA

Comentabamos sobre los estilos y formas o los llamados "Cortes" (manera de interpretar) que tenian los cantores de antaño, de los diferentes barrios criollos como son Barrios Altos, Monserrate, Cinco Esquinas, La Victoria, etc. En esta oportunidad nos vamos referir brevemente al estilo de tocar la guitarra "Acompañar" que diferenciaban a los ejecutores de este instrumento, de los Barrios Musicales Criollos.

Debemos mencionar que algunos investigadores de nuestro acervo musical, y además conocedores por sus respectivas vivencias, como José Durand Flores, Gonzálo Toledo, Nicomedes Santa Cruz, Manuel Acosta Ojeda, entre otros se refirieron puntualmente a los "Estilos de los cantores y guitarristas criollos" e incidieron en el valse "Victoriano" y la repercusión que tuvo en nuestra música criolla.

Hace algunos años nuestra recordada y querida compositora peruana Maria Isabel "Chabuca" Granda Larco, hizo un comentario en referencia al "Estilo" o forma de tocar la guitarra criolla diciendo que el valse peruano hubiera "Muerto de Tundete" si no fuera por Oscar Avilés.. Este comentario muy respetable por cierto no se ajusta a la realidad de nuestra música criolla, e incluso el mismo Oscar Avilés Arcos, considerado y con justa razón "La mejor guitarra Criolla del Perú" reconoce que adaptó a su estilo particular algunas formas y estilos de sus predecesores.

Los cantores de antaño de los Barrios Criollos impusieron su estilo, y los ejecutores de guitarra igualmente se adaptaron en el acompañamiento de dichas voces, esto lo sabian perfectamente los mismos protagonistas que participaron en las jaranas criollas, muchos de ellos dejaron grabaciones caseras de audio, que aún se conservan, e incluso los comentarios para la posteridad sobre estos hechos. Nos referimos a cantores y guitarristas de antaño los llamados de la Guardia Vieja y posteriormente los cantores y guitarristas de la "Era de Pinglo". Estos últimos personajes criollos que muchos de nosotros hemos conocido, ovbiamente algunos ya no nos acompañan pero todavia quedan testimonios reales y veraces de estos hechos.

En las grabaciones de música criolla que hicieran el Dúo Montes y Manrique el año 1911, se aprecia el clásico toque del "Tundete" , lo que si es cierto es que ambos cantores criollos no se destacaban precisamente por ser guitarristas. En la historia de la música criolla destacaron con notoriedad guitarristas como Alejandro Saez, Augusto Naranjo, Juan Aaraujo, Pedro Arzola, Guillermo Suarez Mandujano, Pedro Bocanegra, etc. Estos ejecutores de la guitarra ya realizaban diferentes "adornos" que enriquecían el sonido armónico de las guitarras.

Posteriormente la armonia musical se enriquecia mucho más con la participación de diversos guitarristas que alternaron con guitarristas extranjeros como el Barioaltino Zapata, el victoriano Mendiola, Purizaga (profesor de Oscar Avilés) y otros como Pindongo Romero, Manuel Garcia, etc. En los años siguientes se escuchan otros sonidos y estilos de tocar la guitarra criolla donde destacan nitidamente Lucho Sifuentes, Simón Cardenas, el eximio guitarrista Francisco Vilela, Filiberto "Tacita" Hidalgo, Manuel Raygada Ballesteros, Francisco Pancho Ballesteros "Cañeria", etc.

En la época que se distinguen los estilos de tocar la guitarra criolla por los barrios criollos, donde ya se escuchan con mayor limpieza y calidad los sonidos en las guitarras criollas, es justamente en la época que Oscar Avilés aún joven empezaba a incursionar en el ambiente musical criollo del Barrio de la Victoria donde nace el famoso "Golpe Abancay" o "Toque Victoriano" realizado por guitarristas del populoso distrito victoriano, que alternaban en el Centro Social Musical Felipe Pinglo Alva, ubicado en la cuadra nueve (9) de la Avenida Abancay, (Lima - Perú). Allí destacaban nitidamente las guitarras de Ricardo "Curro" Carrera Saldivar, (gran cantor) Alberto Rubianes, Juan Quispe Vila "Vibora" y posteriomente Fernando "Chino" Loli, estos guitarristas imprimieron un estilo "Diferente" en la ejecucón de dicho instrumento musical, realizando bordones, escalas y armonias cadenciosas con un "Sabor y Quimba" diferente a los ya conocidos en la época, donde el "Silencio o Pausa" caraterizaba al ejecutor, igualmente sobresalen otros guitarristas de distintos Barrios que alternan en dicho Centro Musical Felipe Pinglo como el reconocido compositor barrioltino Ernesto "Chino" Soto, quién es autor de la famosa introducción de guitarra del valse "Anita" de Pablo Casas Padilla, asimismo Humberto "Oiga" Cervantes, quién en Fiesta criolla se referia al toque victoriano con su famosa frase "Golpe Primo" .

Alternativamente aparecieron otros grandes guitarristas con estilos muy particulares y "Limpios" en su ejecución como Augusto Ego Aguirre quién se encarga de realizar algunas memorables introducciones de valses criollos con los Morochucos, junto a Oscar Avilés Arcos. También tenemos que mencionar a los maestros de la guitarra como Vicente Vasquez (hijo de Porfirio) considerado el mejor ejecutor en "Bordones de Marinera" asi como el maestro Adolfo Zelada Arteaga, extraordinario guitarrista que realiza importantes innovaciones en la ejecución de este instrumento.

Entre otros guitarristas destacados de música criolla de nuestro tiempo figuran; Carlos Hayre Ramirez, reconocido estudioso de la música criolla y maestro en su ejecución, Máximo Davila Farfán, uno de los mejores creadores y maestro en la improvisación musical, Alberto Valdivia Molinero, gran conocedor de la guitarra criolla, Rafael Amaranto virtuoso en su ejecución, José "Pepe" Torres Ventocilla, profesor de música criolla y concertista de guitarra.

También destacan notoriamente Javier Munayco, Felix Casaverde, Oscar Cavero, Carlos Montañez, Victor Reyes, Alvaro Perez, Linder Gongora, Waldy Pedraza, Wendor Salgado, Willy Terry Saenz, Gustavo Urbina, Julián Jimenez, etc. El Perú es tierra de grandes guitarristas y muchos nuevos valores ya destacan nitidamente en su ejecución. Igualmente el Perú cuenta con exelentes concertistas de guitarra de talla mundial como Raúl Garcia Zárate, Javier Echecopar, así como Manuelcha Prado, en guitarra indígena, entre otros muchos grandes guitarristas.

Hace algunos años Don Oscar Avilés Arcos realizó una presentación en el Teatro Municipal de Lima conmemorando sus primeros 50 Años de vida artística, (1994) con un programa denominado "Lindos Recuerdos de Antaño" con los libretos del compositor Augusto Polo Campos, y en la coordinación del espectáculo Guillermo Rosemberg Gonzáles, en esa oportunidad Don Oscar invitó en su presentación musical, a algunos cantores criollos de los diferentes barrios, estos cantores representaban a sus respectivos barrios musicalmente, y desfilaron por el escenario cantores como Alfonso Abán (Barrios Altos) interpretando los temas "La Andarita" (Canto a Luis Pardo) y Pajarillo Jilguero (Danza), Aristides Rosales Castillo, (Cinco Esquinas) cantando "Los versos de Mariano Melgar (música de Manuel Abarca) del año 1910, concocido como "Despedida de Abarca" el valse de la guardia vieja "Esta mañana te ví". Alfredo Leturia Almenara ( La Victoria) interpretó los temas de Pedro Espinel Torres "Fin de Bohemio" y Murió el Maestro, Rodolfo Vela Lavalencia (Barrios Altos) cantó el valse "Perjura" y así algunos otros criollos más, que evocaban las formas y estilos de cada barrio musical como Rafael Matallana, (Cuartel Primero) Enrique Barahona con su esposa, e invitados como el Dúo de Las Limeñitas, las hermanas Irma y Olga Avilés, Jesús Vasquez, etc.

En esa oportunidad Oscar Avilés acompañaba a cada cantor con el toque caracteristico de cada barrio criollo, con la finalidad de poder mostrar al público presente como se habia producido esa transformación en la ejecución de "Tocar" la guitarra criolla. Ciertamente Oscar Avilés en su exitosa carrera musical habia recopilado esas formas y estilos de tocar la guitarra criolla, lo que si no tiene ninguna duda es que en las manos de Oscar Avilés Arcos, este instrumento adquiere un "Sonido" especial, con sus famosos "Silencios" que lo caracteriza. Casualmente esos silencios son lo que engrandece el estilo del maestro Oscar, es decir lo que "No toca" lo que hace que el cantor pueda expresarse libremente y la guitarra se escucha perfectamente sin "Tapar la Voz".

Los propios cantores de alguna manera condicionaron las diversas formas y estilo de tocar la guitarra criolla, el valse barriolatino era "Más picadito" a diferencia del valse victoriano con varias facetas donde predominaba los sucesivos cambios en el estilo "Sincopado" y "Jaranero" y en el Barrio de Monserrate "Cuartel Primero" y en Bajo el Puente "Malambo" predominaba los valses alegres o Cantos de jarana o Marineras de Lima.

En la decada de los años 50, en el Barrio victoriano se creó en paralelo al Centro Musical Felipe Pinglo Alva, otro "Refugio criollo", que era la Bodega del ciudadano italiano Domingo Giuffra, donde acudian los bohemios victorianos, que eran acogidos por este amigo del barrio que gustaba de la música y la jarana y que incluso aprendió algunos valses, a raíz de su fallecimiento sus amigos bohemios criollos decidieron rendirle homenaje y perennizar su nombre y fundaron el Centro Musical y Cultural Domingo Giuffra, (5 de octubre de 1975) en principio el local estaba ubicado frente a la que fué la bodega del italiano en el restaurante de la señora Rosa Crespo, siendo su primer presidente Juan Alvarez Alarcón, y entre los socios fundadores estaban José Mejia, Reynaldo Weston, Alfredo Leturia Almenara, Ricardo Ismodes, Oscar Avilés Arcos, Alfredo Marticorena, Miguel Grados, José Carrera, Benito Carrasco, Félix Sanchez, entre otros. Posteriomente el local se traslada a la Avenida Bolivar (Bausate y Meza). En este Templo del Criollismo concurrian los bohemios criollos, así como los jugadores de futbol del club Alianza Lima, ligados estrechamente a la música criolla, y destacaban cantores como José "Paquete" Moreno Alarcón, Ricardo "Curro" Carrera Saldivar, Fernando Hurtado "Mano Corta" Alfredo "Chapita" Weston, Alberto Rubianes, Enrique Barahona, los hermanos Valdelomar donde destacaban Abraham y Victoria, los hermanos Leturia Almenara, Victor, Alberto y Alfredo, este último considerado el encargado de hacer una "División" en la forma de interpretar el valse Victoriano, quién impone un estilo particular con el fraseo y la forma sincopada de "Decir" el valse.

Esta manera de interpretar de los hermanos Leturia al "Decir" el valse ocasiona que se efectúen ciertos cambios en estructura y forma, para "Acompañar" con la guitarra tradicional a las "Voces" de estos cantores criollos, de esta manera nace lo que se denomina el famoso "Golpe Abancay" o "Toque Victoriano" . Este estilo evidentemente se refiere al valse victoriano donde Ricardo "Curro" Carrera Saldivar, gran cantor victoriano inicia marcadamente, otros guitarristas criollos de antaño de los barrios criollos también imponían su estilo particular acompañando a sus cantores respectivos, y con el devenir de los años ha sido rescatado y seguido de otros grandes guitarristas. El maestro Oscar Avilés Arcos nacido en el Callao, con su calidad innata en la ejecución de la guitarra criolla desarrolla su estilo particular en el Barrio de La Victoria y combina los diversos estilos en su ejecución donde prima el "Silencio" y la "Sincopa" que es la base del "Golpe Abancay" o "Toque Victoriano" que lo llevaron a ser considerado con justa razón "La primera guitarra criolla del Perú".

No hay comentarios: